Activity

  • Alex Herrera posted an update in the group Técnicas de Investigación Cualitativas 2 months, 1 week ago

    Entrada de Entrevista del equipo “Co-Cita”
    Las entrevistas son una de las técnicas más tradicionales usadas por los investigadores para estudios cualitativos y cuantitativos. El teléfono es un recurso útil en casos de que la investigación tenga poco presupuesto o a la persona que se le tenga que entrevistar se encuentre demasiado lejos. Sin embargo, muchos investigadores cuestionan su uso para investigaciones cualitativas debido a que el entrevistador puede llegar a ser ignorado, no crea una relación con su entrevistado y porque las entrevistas pueden ser de poca duración y no se llegue a tener la información que se espera.
    Vogl (2013) ejecuta una serie de entrevistas a niños de entre 5 y 11 años de edad utilizando la entrevista cara a cara y por vía telefónica. En estas entrevistas, Vogl demostró que los prejuicios en contra del uso del teléfono en las entrevistas no están fundamentadas. Ambos tipos de entrevistas duraban casi el mismo tiempo, los niños se mostraban abiertos a las preguntas del entrevistador, el promedio de palabras utilizadas era muy parecido y los niños demostraron estar cómodos usando el teléfono.
    Aparte, en la introducción, Vogl crítica a los tradicionalistas que prefieren las entrevistas cara a cara debido a la falta de trabajos que apoyaran su causa. Por lo tanto, el uso del teléfono no llega a perjudicar los resultados de un trabajo de investigación, siempre y cuando ésta se ejecute de manera profesional y correcta.
    Bibliografía:
    Vogl, S. (2013). Telephone Versus Face-to-Face Interviews: Mode Effect on Semistructured Interviews with Children. Sociological Methodology, 43(1), 133–177. https://doi.org/10.1177/0081175012465967

    • Hay algo que debemos considerar sobre los puntos a favor de las entrevistas por teléfono. Como lo hablábamos en el tema de enfoques emergentes, sobre la información que se obtiene en internet, la capacidad que el entrevistado tiene de lograr estar en anonimato y además en la comodidad de su hogar sin ninguna presión por la presencia del entrevistados, significa mayor sinceridad y honestidad en las respuestas que este pueda aportar a la investigación que se está haciendo.

      • Considerando que las entrevistas por teléfono se ven como poco recomendable por aquellos que critican su uso en las investigaciones cualitativas. El hecho de que en el estudio los niños de 5, 9 y 11 años se hayan mostrado cómodos usando esta herramienta, demuestra que, entonces, cualquiera es capaz de adaptarse a este tipo de entrevista.

    • De hecho, a pesar de que los investigadores tradicionales argumentan que es necesario poder observar al entrevistado, sus expresiones físicas y no verbales, y el mundo en el que se desarrollan, estos pueden ser distractores para quien conduce la entrevista y hasta pueden llegar a generar prejuicios hacia el entrevistado, por eso son mejores las entrevistas vía teléfono o como lo decíamos en el de enfoques emergentes, vía internet, porque la persona, se muestra más cómoda respondiendo las preguntas, y así el entrevistador no estaría haciendo movimientos que la persona malinterpretara y eso provocará una abstención de la verdad.

      • Exacto, tal y como Vogl argumenta, no se han hecho suficientes investigaciones para poder demostrar la ineficiencia del teléfono a comparación de las entrevistas presenciales. Aunque quizá se necesite de nueva capacitación ya que retomando algunos puntos del artículo que veíamos de análisis conversacional, al no estar frente a frente tenemos que demostrar que estamos poniendo atención a los entrevistados, ya sea con repeticiones o verificaciones, incluso utilizando algunas estrategias o frases especificas para evitar los silencios mientras el entrevistador anota las respuestas.

      • A pesar de que tanto el entrevistado como el entrevistador se encuentren limitados solamente a mantener la conversación en el teléfono, esto no representa una desventaja, sino todo lo contrario.
        Debido al hecho de que no se pueden ver, el uso de las palabras debe ser más cuidadoso y abundante para que así el entrevistador logre recabar la información que se requiere.

Share