Activity

  • Luis Enrique Morales posted an update in the group Técnicas de Investigación Cualitativas 1 month, 1 week ago

    Equipo 3: Investigación Migrante
    Etnografía digital.
    La etnografía es un método flexible que puede ser eficaz gracias a su capacidad de adaptación a los entornos en línea pero al mismo tiempo necesita continuamente ser remodelada de acuerdo a las características e innovaciones de los entornos en línea.
    De acuerdo con el paradigma de los métodos digitales consiste en seguir al medio, es decir, considerar que Internet no es el objeto de estudio, sino una fuente para nuevos métodos. Ante el panorama de la web 2.0 contemporánea la tarea se vuelve complicada, pues permite la interacción entre usuarios que se convierten en prosumers.
    La comunicación mediada tecnológicamente está siendo incorporada en cada
    Más aspectos de la vida cotidiana. La distinción entre online y offline. Por lo tanto, los mundos son cada vez menos útiles a medida que las actividades en estos reinos se fusionan cada vez más en nuestra sociedad y los dos espacios interactúan y transforman unos a otros.

    El enfoque de la etnografía digital se divide en:
    • La idea de que el mundo en línea, al igual que el fuera de línea, está poblado por comunidades, que no son meras entidades virtuales, sino reales y complejas formaciones sociales que tienen una influencia concreta en la vida de sus participantes (S. Jones 1995; Kavanaugh y Patterson 2001; Komito 1998).
    • La tarea principal del etnógrafo es detectar y profundizar en estas comunidades en línea, observando y participando en las prácticas sociales de sus participantes para comprender sus culturas compartidas.
    • El segundo se basa en el paradigma de la etnografía multiesitida (Marcus
    1995), que exhorta al etnógrafo a seguir a los participantes a lo largo de sus
    Movimientos a través del espacio. En nuestra sociedad red contemporánea (Castells 1996), esto también implica los siguientes participantes a través de plataformas en línea, ya que están acostumbrados a pasar una parte significativa de su vida cotidiana dentro de ellos.

    El objetivo principal de la etnografía virtual es en qué medida la red, entendida como, la compleja red de discursos públicos y plataformas digitales y cómo
    Internet, lejos de ser experimentado como un ciberespacio aparte de lo cotidiano está estrictamente relacionado con la vida cotidiana de los participantes, ya que es una tecnología utilizada constantemente para potenciar sus identidades reales, así como sus vínculos y actividades sociales.

    • Uno de los principales retos de la estenografía digital es el intento de separar las actividades sociales en el mundo real y el mundo offline sin tomar en cuenta que ambos mundos están interrelaciones, la cuestión principal para los estenógrafos frente a los medios digitales, descubrir los vínculos y las nuevas formaciones de grupos sociales en la red.

    • Estoy convencido de que no solo han cambiado las teorías y la forma de acercarnos a la realidad social desde las ciencias sociales, así como la etnografía digital, existen ahora nuevas posibilidades tecnológicas que además de intervenir en el devenir diario de los individuos también presentan posibilidades y retos a la hora de estudiar la realidad. Como científicos sociales nos encontramos ante el desafío de incorporar nuevas formas de acercamiento y observación de la realidad social. Estos cambios tecnológicos no constituyen sólo un reto para el trabajo investigador, sino que abren nuevas posibilidades y, en muchos casos, simplifican y facilitan diversos estadios del trabajo de campo etnográfico. Sin duda influyen en el modo en que aprehendemos la realidad social de una forma distinta a la que estábamos acostumbrados, pero ello no impide que se puedan explorar y reconocer sus múltiples posibilidades. En cualquier caso, y como siempre ocurre con la investigación, es esencial hacer consciente el modo en que no sólo la posición hermenéutica del investigador, sino también las herramientas y técnicas que utiliza, van a mediar los resultados de su trabajo.

      • En esta entrada lo que planteamos es responder como la estenografía se modifica en los campos mediáticos, así como la flexibilidad de esta técnica para adaptarse a los entornos digitales. Una cuestión importante también son los retos a los que se enfrenta el etnografo a la hora de construye un mapa de las formaciones sociales en los medios de comunicación. como las redes sociales.

        • La etnografía digital considero que es una de las técnicas que más ira aumentando cada vez más su demanda, pues el uso de las redes sociales y medios digitales se intensifica cada vez más, además son medios que se pueden aprovechar de manera eficaz si se implementan adecuadamente y aquí es donde me resulta la interrogante de si hay limitaciones en cuanto a lo que sería la implementación de la técnica y si las hay cuales son.

    • Versión revisada.

      ¿Nueva etnografía? De una tribu Zulú a Facebook

      La netnogarfia, etnografía virtual o etnografía digital es una reciente técnica que permite realizar un ejercicio de investigación de una unidad social concreta a través de diferentes perspectivas en el mundo online, esta nueva forma de descubrir el mundo es parte de los enfoques emergentes en la investigación social.
      Seguramente te preguntas ¿qué hace diferente a la etnografía digital de la que todos hemos repasamos en aulas de clase, es decir la etnografía tradicional? “La etnografía tradicional se ha caracterizado por considerar la interacción cara a cara como la más apropiada” (Hine, 2011) los equipos de investigación se trasladan de manera física para permanecer por un determinado lapso interactuando constantemente con los participantes, sin embargo esta interacción puede aumentar los problemas pre configurados de la investigación, es decir puede existir un problema de subjetividad analítica, pero sucede de manera diferente en este nuevo enfoque ya que cambia la propia idea que se tiene de individuo y es intercambiada por el concepto de usuario, esta es la primera diferencia.
      Como segundo punto tenemos que la base fundamental donde se desarrolla la etnografía digital (al menos de la última década) es internet, pero ¿acaso entendemos lo que es internet? No, y no es importante para la etnografía digital, puesto que como artefacto cultural todos tenemos una idea de lo que es, y ‘en ultimas’ para que nos ha servido, y eso sí que es importante, configura nuestras relaciones interpersonales, por ejemplo el anonimato en muchas páginas web hace más fácil salir del discurso políticamente correcto, hace que escribamos algo más cercano a lo que realmente pensamos, sabemos que sólo es posible usando internet.
      Por último, un tema importante es la ética de la investigación, aunque se ha tratado de seguir los lineamientos de la etnografía tradicional “si nuestras identidades en el ciberespacio son extensiones de nuestras identidades offline, deberían ser garantizadas las mismas consideraciones éticas que en el mundo offline” (Hesse-Biber, 2011) sin embargo este enfoque confronta varias consideraciones, por ejemplo el consentimiento de los participantes para recabar su información personal, que en la etnografía tradicional se traduciría en datos significativos, posteriormente en anonimato de los participantes, además ha planteado asuntos éticos nuevos, que tendrán que ser regulados por la Asociación Antropológica Americana, es importante revisar constantemente las publicaciones acerca de este tema o puede que nuestra investigación sea considerada como una escucha o espionaje electrónico, seguramente no queremos que eso pase.

      Hesse-Biber, S. N. (2011). The Handbook of Emergent Technologies in Social Research. Oxford University Press.
      Hine, C. (2011). Etnografía virtual. Editorial UOC.
      Villegas, M. A. M. (2008). De la Etnografía antropológica a la Etnografía virtual. 18.

Share