Historia de vida ¿Enemigo o aliado de la posverdad?

English versión: http://wp.me/paT7tX-43

En una investigación, es necesario que el autor busque cualquier fuente de información que pueda abonar a su objeto de estudio de una manera certera y reproducible.

Una estrategia de gran enriquecimiento verbal y notoriedad es la historia de vida, la cual como técnica cualitativa puede/tiende a generar una visión diversa sobre ciertos fenómenos sociales.

Su principal herramienta radica en la diversidad de perspectivas que se pueden obtener para herramientas o técnicas más variadas. Sin embargo, en ciencias sociales, al momento de recuperar datos se enfrenta a la distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales (o sea la posverdad; según la Real Academia de la Lengua Española).

Pero ¿Por qué hablar de posverdad?

La posverdad ha estado de moda desde que se convirtió en la palabra de 2016, según el Diccionario Oxford. Los picos de uso coincidieron con el Referéndum del Brexit y la elección de Donald Trump como presidente de los EE. UU. de América

¿Lo recuerdas? Lo que nos podría decir que se trata de una expresión para descalificar las decisiones, equivocadas según las cabezas bien pensantes, o del ignorante e influenciable. Aunque este uso ha podido contribuir a su difusión, nos encontramos ante un problema aún más profundo. Las sociedades encuentran su construcción desde la palabra. Es por eso por lo que utilizamos a la posverdad para interpretar la técnica, que es de cierta forma “tramposa”, pues en la práctica, no todo es verdad.

Si el investigador se limita en esta técnica a hacer entrar las cosas en determinados cuadros, lo social se quedará dentro de una “vitrina”. No queremos una ciencia que huela a insecticidas, pongamos un ejemplo, la física se inclina a hacer cuentas del universo, la sociología a “desmatematizar”. Los números gobiernan el universo, pero los hombres gobiernan los números. Un sabio solo descubre las leyes del universo bajo la condición de descomponer el mundo en sistemas cerrados, de distinguir en estos una jerarquía de condiciones y de llegar; el investigador, al revés, se encuentra en presencia de fenómenos en los cuales el todo es distinto del conjunto de las partes, en que todo reacciona sobre todo; de manera que, cuando se separa, se mutila y se acaban de formular las relaciones, éstas relaciones ya han cambiado.

Pongamos un ejemplo práctico, tal vez en algún momento en tu escuela hayas escuchado sobre las historias de vida, pero ¿Sabes en realidad en qué consisten las historias de vida? Las historias de vida como parte de la investigación cualitativa, plantea que la realidad es construida socialmente por medio de experiencias que bien podrían construirlas tú y la comunidad con la con que convives. Así de sencillo. Como una forma de preservar el legado de nuestra cultura. Lo que la puede enriquecer es buscar otras personas, figuras de influencia para nuestro sujeto inicial o primario que nos puedan ayudar a entender un contexto más amplio, de esta forma incluso podríamos identificar la situación como si fuera propia. La idea es encontrar el punto de encuentro entre las diversas historias de vida que puedan dar a una extracción de datos más fructífera.

Una parte muy importante en la investigación reside en la manera de cómo quieres abordar tus temas de investigación. Hay que planificarlo, hay que tener en cuenta siempre cuál es tu tema (es necesario que no pierdas de vista tu tema central, de otro modo te podrías perder a la hora de buscar información).

Al igual que a ti, la ética en los trabajos de investigación para mí es prioritarios. Exequiel Emanuel, (citado en Botto, 2011), propuso siete requerimientos básicos para evaluar aspectos éticos en las investigaciones; entre los cuales te recomiendo prestar mayor atención a: valor social (de que les sirve a las personas), validez científica (que siga un rigor científico), determinación de los sujetos que participarán en el estudio (ser selectivo para elegir sujetos que enriquezcan nuestro trabajo y respeto a los participantes potenciales o a los inscritos. (Dr. Carol Y. Irizarry Robles –directora y editora principal–, 2009)

Entonces con lo que ya vimos, ¿Qué podemos aprender? Que efectivamente la historia de vida puede ser un aliado de la posverdad; los pensamientos, las opiniones, los sentimientos que producen las personas están basadas en criterios individuales, aunque las mismas observaciones de la posverdad en las historias de vida pueden demostrarse, por medio de los análisis, nuevos elementos para la comprensión de datos en un cierto entorno.

Bibliografía

ASALE, R.-. (s. f.). «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. Recuperado 12 de junio de 2019, de «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario website: https://dle.rae.es/?id=TqpLe0m

Dra. Carol Y. Irizarry Robles (directora y Editora Principal), D. R. B. (2009, agosto 17). Revista Griot, Recuperado 12 de junio de 2019, de https://revistas.upr.edu/index.php/griot/article/view/1775/1568


Autores
José Fernando García, twitter: @jose_garciadiaz
Jessica Mireles, twitter: @Jessica_Mirest
Esmeralda Lizeth del Río, twitter:@esmedrg20
Diana Karen Jaime, twitter: @diana_karens
Abraham García, twitter: @abraham_gm1916
Luis Enrique Morales Flores, twitter: @LuisMoralFlores
Andrés Rubén Estrada Jáuregui, twitter: @Andrese244